Visita al comedor San Simón de Rojas

Sole, Mari Tere, Maribel, Palmira, Amparo,Carmen, Mariví…, son solo algunas de los 70 voluntari@s que acuden, por turnos, todos los días al comedor social San Simón de Rojas de Móstoles.

Dada la acción que estoy llevando a cabo, tenía que presentarme a ellos, y saber de primera mano, qué es lo que más necesitan con urgencia.

Llegué sobre las 10 de la mañana y la calle estaba llena de gente, con niños y carros, gente de aquí para allá, con bolsas, niños con algún juguete que le acababan de dar, voluntari@s de un lado a otro, dando y recibiendo alimentos. Aquí no se para.

Busqué a Sole, que era con la que había estado hablando por teléfono días atrás, se me presentó encantada y me invitó a entrar y tomar un café con un bollito.Estaba terminando uno de los turnos de desayuno, había familias completas, gente sola y un ir y venir de voluntarios sirviendo más café a los que se les acababa la taza.

Me comentaba Sole, que actualmente están atendiendo a 730 familias ( 730!!) y que entraban por turnos de 77 personas ya que no cabían todos, y que en estos tiempos a habido un incremento de españoles, gente que se acaba de ser desahuciada, en paro y con  historias muy tristes.

Ayer les prepararon un menú especial por Navidad y les dieron pollo, fiambre e incluso turrón.
A los musulmanes les preparaban comida especial, sopa sin punta de jamón por ejemplo. Les daban otros alimentos ya que por religión no pueden comer algunos.

-Los niños son especiales-, me dicen, aquí si sobra algo se guarda para ellos, dulces, fruta, etc.

Mañana además del desayuno, repartirían un pollo entero a cada uno para que pudiesen comer el resto del día.

Mientras hablábamos, había tres voluntarios limpiando y preparado las mesas para el siguiente turno.

Hoy había fruta, así es que se repartía hasta que se acabase; ayer hicieron lo mismo con los zumos.

Me enseñaron que no solo daban comidas, tenían un ropero, y repartían la ropa que la gente les donaba.También juguetes y  mantas…

Con motivo de estas fiestas habían preparado un detalle para todos, cestas con turrón, latas, comida varia y un juguete para cada niño.


Ya los tenían preparados, envueltos y colocados para repartir mañana.

Después hable con otra voluntaria, la cuál me dijo que llevaba 15 años  y que  le encantaba, que se sentía muy bien ayudando a los demás, y me lo decía emocionada, lo se, sus ojos la delataban.

Mientras hablaba con ell@s llegó una donación, un coche traía el maletero lleno de latas, café y  fiambre. Sole salió enseguida para contarlo y almacenarlo.
Por el otro lado entraban cajas con roscones que ya estaban empezando a partir en trozos iguales y poniéndolos en las mesas juntos con los tomates, naranjas y media barra de pan con fiambre.

– Aquí se coge todo, no podemos ningún impedimento a nada, faltaría más!- me decía una voluntaria.

-¿Cómo subsistís? ¿las empresas colaboran?
-Si, el Banco de Alimentos nos dona y luego vamos a Mercamadrid, también algún supermercado al que le van a caducar los productos, no los dan. A los panaderos “se les estropea” el horno y nos dan pan….y así…

– Pero imagino que en estas fechas, si que tendréis más donaciones que el resto del año ¿verdad?
– Eso está claro, estos dos meses donan mucho, pero luego el resto del año, con cuentagotas, algunas veces nosotr@s tenemos que poner de nuestro dinero para poder comprar algo.

– ¿Y qué es lo que más necesitáis ahora mismo?
– Leche de bebés, ¡no tenemos nada!,tenemos potitos y papillas, pero leche infantil no. También nos hace falta latas de conservas, latas de albóndigas, fabada, lentejas, callos,… ya que las repartimos y se las pueden comer en la calle, en frío, por que no tienen casa ni lugar donde calentarlo.
Fiambre necesitamos también. Se está consumiendo 12 kilos al día y es algo que nos escasea constantemente.

Voluntari@s preparando el siguiente turno de desayuno

Estuve un ratito más y me despedí de tod@s, prometiendo ayudarles en todo lo que pudiese.

Quiero agradecer vuestra colaboración con las fotos de las neveras, ya hay 8 post enlazados (podéis verlos aquí ) y 8 fotos enviadas:

La cajita de Eureka                                                                               – Aidixy y sus cosas

  – Círculo de crianza                                                                                      – Canarias Think & Enjoy


– Irene Calle                                                                                                              – Maite @mgs_19

 

El Rincón de Mixka                                                                   – Vicky Bustillo (familia Correa- Bustillo)

La recaudación de alimentos sigue, esto no se acaba.El carnaval estará abierto hasta el 5 de enero, yo seguiré dándoos la lata, seguidme enviando fotos, enlazando post y todo lo que queráis aportar ya que las donaciones nunca se cerrarán.

Gracias a tod@s de nuevo,de corazón.

Podéis enviarme las fotos de vuestras neveras por mail a historiasdepitufines@gmail.com, por Twitter con el hashtag #unaneveraunalimento o enlazándolo al carnaval Una nevera – un alimento

¡GRACIAS!
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com