eagles y jethro tull

Viernes dando la nota: Don´t Worry, Be Happy

Vivimos en un estrés continuo, todo son prisas, todo es para ayer. Si no ves a alguien corriendo o andando rápido por la calle, te extrañas. Los coches rara vez van a la velocidad estipulada, claxon, malas caras, peores palabras… ¿paramos ya? Don´t Worry, Be Happy

Hace unos días, una amiga que vive en Palma de Mallorca, vino a Madrid por motivos laborales, en uno de sus huecos y de lso míos, conseguimos quedar para enseñarle algo que quería conocer en Madrid y así hablando, uno de sus comentarios fue hacia el estrés que tenemos y sufrimos en la capital. Los horarios tan disparatados que teníamos en cuanto al trabajo (horario comercial, apertura en domingo, apertura hasta las 2-3 de la madrugada…) y que estaba empezando a valorar lo que tenía ella en su casa, con su playa, su mar y su tranquilidad.

Y tiene toda la razón, la vida es un estrés y llega un momento en que tienes que parar y pensar “Don´t Worry, Be Happy”.

Don´t Worry, Be Happy

Y no me equivoco si digo que la habrás cantado, tarareado o silbado en más de una ocasión, porque yo si. Mucho. Quizás para correr un tupido velo en alguna ocasión, quizás para desconectar, o quizás para decirte lo que viene a decir la canción:

“En la vida tenemos problemas y cuando nos preocupamos, los duplicamos…no te preocupes, sé feliz”

“Cuando te preocupas frunces el ceño, y le bajas el ánimo a todos, así es que no te preocupes, sé feliz”

Y lleva razón, ¿no crees?

“Don’t Worry Be Happy” al contrario de lo que puedas pensar, no esta escrita por Bob Marley, esto es uno de esos bulos que corre por ahí. El autor de este tema es Bobby McFerrin, un cantante a capella y director de orquesta que además, es conocido por tener un rango vocal de cuatro octavas (voz de pecho y falsete) y por su habilidad para usar su voz para crear efectos de sonido, como su recreación de un bajo sobresaturado (con overdrive), que logra cantando y golpeando suavemente su pecho, he aquí una muestra:

Realmente es que o nos tomamos la vida un poco más “Zen”, “Slow” o con más “Flow” o vamos a acabar muy tocados todos.

“Don’t Worry Be Happy” Fue la primera canción a capella en llegar al número uno en la lista de los Billboard Hot 100 y consiguió además, 3 Grammys. El vídeo, en el que además aparece el desaparecido Robin Williams, está grabado sin instrumentos musicales, tan solo superponiendo las voces del propio Bobby McFerrin.

¿Pero de dónde viene esta famosa frase?

Pues de Meher Baba, un gurú indio con tendencia a creerse Dios en forma humana y que utilizaba la frase “Don´t Worry, Be Happy” para guiar a sus fieles seguidores hacia el oeste. La frase se hizo tan motivadora después de que Meher sufriera un accidente de coche y dijera a sus seguidores que “no había que preocuparse, que fueran felices, todo estaba bien”, que empezó a aparecer impresa en tarjetas y panfletos, uno de los cuales se encontró Bobby y que le inspiró a escribir la canción.

La canción fue utilizada en la película Cocktail, protagonizada por Tom Cruise y en numerosos anuncios comerciales además de formar parte de la banda sonora de tu vida, y si no, lo es desde ya…

Venga, hoy por lo menos, deja de preocuparte, de fruncir el ceño y canta conmigo: Don´t Worry, Be Happy



Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

3 thoughts on “Viernes dando la nota: Don´t Worry, Be Happy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.