sillas a contramarcha

Sillas a contramarcha en el coche: lo que debes saber

Qué difícil resulta ser padres y tomar decisiones para con nuestros hijos. Y esto no es que lo diga yo, es que es así. Tomamos decisiones por ellos en absolutamente todo lo relacionado con su salud y bienestar y en cuestión de seguridad no iba a ser menos. Por eso es muy importante elegir las mejores sillas a contramarcha que existen en el mercado.

Cada vez son más padres y madres los que son conscientes de la importancia que tiene llevar a nuestros hijos a contramarcha en el coche. Quizás el eco que se ha estado oyendo este tiempo atrás en los medios de comunicación como en este artículo de El País, o en las propias redes sociales son el motivo de esta información.

Las sillas a contramarcha en el coche, se ha demostrado, que son más seguras para los niños.

Además, es que es algo ya incuestionable según el portavoz del Real Automóvil Club de España (RACE)

A pesar de que la información sobre el buen uso de las sillitas de coche se está difundiendo cada vez más y más, bien es cierto que nos queda mucho por cambiar. Se siguen vendiendo sillas en el sentido de la marcha. Además, es la propia tienda la que no avisa de la seguridad que ofrece cada modelo como debiera.

Unos padres que acuden con mil dudas a comprar una silla de coche y que obviamente, se deja aconsejar por el personal de la tienda. Un personal que o bien, desconoce la información acerca de la seguridad de las sillas o se rige a unas ventas sin importar realmente la seguridad de los niños.

sillas a contramarcha

Seamos claros, si yo vendiese sillas, explicaría los pros y contras de cada modelo. Explicaría los porcentajes de accidentes y sus consecuencias con uno u otro modelo. Y que luego sean los padres los que decidan, pero sí que haría especial importancia a las sillas a contramarcha.

No me gustaría cargar en mi conciencia un posible accidente con final trágico por vender una silla más cara pero menos segura para el niño. Lo siento, pero no.

Por eso creo que debemos seguir predicando con el ejemplo. Asesorar siempre que podamos de padres a padres, el boca a boca basado en la propia experiencia en estos casos es el mejor asesoramiento. Pero ojo, siempre con información fehaciente, respaldada. Que puedan contrastar información, que puedan leer, mirar, aclarar y por fin, decidirse por la mejor silla a contramarcha.

Dudas de algunos padres:

Es que el niño va con las piernas encogidas

¿Y cuándo no? Si os fijais, es muy raro ver a los niños pequeños sentados con las piernas sueltas, siempre las encogen porque están más cómodos. Por lo tanto en el coche harán lo mismo.

Se va a aburrir mirando hacia atrás.

Tampoco es cierto, va mirando los los laterales, por el cristal trasero y observa y se entretiene igual. Además, si quieres verle la carita mientras conduces, existen unos espejos para este tipo de situaciones muy bonitos.

¿Hasta cuándo llevarles a contramarcha?

Pues hasta los 4 años o hasta que la estatura y desarrollo del niño lo pida antes. Cada niño es distinto. Mi hija con casi 12 años que tiene mide 1,68 cm, imaginaos. Nunca se ha correspondido la edad de uso de la silla con su estatura, pero ya os aseguro que ha ido siempre con su silla correspondiente.

Por lo tanto, es muy importante asesorarse correctamente. Huid un poco de lo barato y bonito y fijarse más en la seguridad. Que ya no por la multa que podemos sufrir si no llevamos correctamente a nuestros hijos en el coche, es por su vida. Siempre hay que velar por la seguridad de nuestros hijos.

sillas a contramarcha sillas a contramarcha

Las sillas de bicicletas para bebés

Y otra cosa que me gustaría avisaros es la seguridad en las sillas de bicicletas para bebés. Tampoco vale cualquiera, hay que buscar una que se adapte al cuerpecito de los niños.

  • Las más usadas son las sillas traseras y son usadas para a partir de los 9 meses.
  • Para mayores de 9 meses hasta los 2 años aproximadamente, son sillas que se montan en la parte delantera. En esta situación el niño podrá mirar todo lo que ocurre delante de ellos ya que al contrario que las sillas para más pequeños, su vista estaba algo más limitada.

Ambas sillas deben llevar los arneses de seguridad y los sistemas de protección homologados.

Al igual que las sillas a contramarcha para el coche, vuelvo a insistir en que la prioridad es la seguridad del niño. El tema económico, segundo plano.

Espero que os haya servido de ayuda este post, de todas formas, podéis leer también el cambio de normativa y las mejores sillas para bicicletas.

¿Qué tipo de sillas usáis o habéis usado con vuestros hijos?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.