ruta de las caras

Ruta de las Caras, senderismo con niños

Hacía mucho tiempo que no salíamos con los niños de senderismo, el calor ha sido uno de los culpables y digamos que tampoco nos había llamado mucho al atención ninguna ruta original para hacer con niños hasta que vi por casualidad la que hoy os enseño, la Ruta de las Caras.

ruta de las caras

¿Y qué tiene la Ruta de las Caras que sea tan original?

Pues tiene varios puntos positivos que hacen de ésta ruta, perfecta para niños, incluidos los más pequeños: ruta corta, sin dificultad, y divertida.

Nosotros cuando hacemos una ruta de senderismo, buscamos que tenga una naturaleza abundante, que tenga un recorrido bien definido, que sea fácil o medio el nivel de dificultad, mirando siempre el ascenso, la longitud y el tiempo de recorrido y si además la ruta ofrece vistas dignas de fotografía, allá que vamos.

Una de las primeras rutas que hicimos con los niños fue una ruta que hicimos en Manzanares el Real y que podéis ver algunas fotillos en el post enlazado por si queréis saber más, aunque tengo pendiente un post en exclusiva para esa ruta, pero si os llama la atención éste, quedaros porque empiezo a contar más de nuestra excursión.

La ruta comienza en el municipio de Buendía, en la provincia de Cuenca y que desde Madrid se tarda en llegar aproximadamente 1 hora y 40 minutos.

Tengo que avisar que la ruta no sale desde el mismo municipio de Buendía, deberéis salir del pueblo y atravesar un camino de piedras de unos 4-5 km hasta llegar al comienzo de la ruta.

Aunque la zona cuenta con otras rutas de senderismo con distintos tipos de dificultad, nosotros hemos elegido la Ruta de las Caras por su facilidad y originalidad.

LA LEYENDA

“Los atardeceres rosados en la Ruta de las Caras forman insólitos paisajes que invitan a soñar. Cerca de las aguas del pantano de Buendía, en el horizonte, los sueños se transformaron en piedra. Como solicitadas por el inmenso espejo, brotaron las esculturas en las peñas y atalayas, renacieron caras fantásticas emulando sueños del pasado.”

EL RECORRIDO

Hasta 18 caras, figuras y símbolos esculpidos sobre las rocas nos acompañarán en ésta ruta de 2 kilómetros por el interior de un pinar y de apenas 1 hora de duración. Rostros de diversos tamaños que os asombrarán y que los más pequeños se divertirán buscando por la senda.

ruta de las caras

1.- Moneda de Vida, 2.- Cruz Templaria, 3.- Krishna, 4.- Maitreya, 5.- Arjuna, 6.- Espiral del Brujo, 7.- Chemari, 8.- La Monja, 9.- Chamán, 10.- Beethoven, 11.- Paleto, 12.- Duende Grieta, 13.- Duende Indio, 14.- De Muerte, 15.- Dama Pantano, 16.- Cruz del Temple, 17.- Virgen de Lis, 18.- Virgen Caras.

Además, parte del recorrido discurre por la orilla del embalse de Buendía, donde podréis daros un chapuzón y observar las maravillosas vistas que ofrece.

NUESTRA EXPERIENCIA

Nosotros llegamos a mediodía y como había un pequeño merendero justo donde empieza la ruta, comimos ahí y una vez con las pilas recargadas empezamos a andar.

La ruta es muy sencilla, y es bastante llana y además discurre entre sol y sombra que nos ofrece el pinar, pero a pesar de ser llana, intentar evitar los carros de los niños más pequeños ya que os encontraréis con escalones, irán mejor porteados si son muy chiquitines.

Tras atravesar el cartel de la ruta, empezamos el camino de la senda, muy bien señalizada y en apenas unos metros nos encontramos con la primera escultura con la que jugamos un poco con los niños para saber qué veían ellos, y el resultado fue, un elefante…juzgad vosotros mismos.

ruta de las caras

 

Después de esa primera escultura llamada la Moneda de la vida, nos encontraremos rostros gigantes, que impactan sobre todo a los más pequeños y que merecen unas fotos.

ruta de las caras

 

Maitreya, Arjuna, Krishna, Dama del pantano, De muerte, Cruz Templaria, o los Duendes son entre otras fabulosas esculturas, algunas de las representativas obras de Eulogio Reguillo y Jorge Juan Maldonado que esculpieron entre 1997 y 2002 y que se ha convertido en uno de los museos al aire libre de referencia y podréis contemplar a lo largo del recorrido.

ruta de las caras

Justo al pasar la escultura De Muerte, podéis bajar al embalse y refrescaros un poco, o si lo preferís, podéis seguir la ruta (este trozo es sin sombra) y llegaréis a las últimas 3 esculturas de la Ruta de las Caras. 

ruta de las caras
Escultura De Muerte. Detrás está el embalse de Buendía.

También hay un mirador  al lado de la escultura De Muerte en el que podréis observar el embalse de Buendía al completo.

rutas de las caras

 

Desde el final de la ruta, apenas hay 600 metros hasta la recepción de la misma, por lo que aunque no es circular, es muy llevadera la vuelta al comienzo y donde habremos dejado el coche.

Como he comentado, la ruta es muy sencilla y si no os paráis en el embalse, apenas durará una hora, por lo que os recomiendo que penséis más planes adicionales para aprovechar el viaje desde Madrid si es el caso. Por ejemplo, podéis visitar Cuenca y así completáis el día.

Cómo llegar:

DESDE MADRID-GUADALAJARA

Si se va desde Guadalajara hay que salir por la N-320 pasando por Tendilla y Sacedón. Desde Madrid por la N-II llegaremos a Guadalajara, y alli se puede coger la N-320.

DESDE MADRID-TARANCÓN

Para ir por la N-III desde Madrid se puede llegar hasta Tarancón y desde alli entrar en la N-400 hasta Carrascosa del Campo. Una vez alli se puede tomar la CM-310 pasando por Huete desde donde se va hasta Buendía.

La Ruta de las Caras nos ha gustado bastante y la recomendamos como ruta para los más pequeños y como senda original y divertida. Seguro que ahora que parece que el otoño va a hacer su presencia, nos animamos de nuevo a volver a hacer senderismo con los niños.

¿Vosotros conocíais la Ruta de las Caras? ¿Os animáis a hacerla?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

3 thoughts on “Ruta de las Caras, senderismo con niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.