Os presento a Kegel, ejercicios Kegel

Chicas! llegó la hora de conocer a este señor, si, se acabaron las excusas, los chuchicheos, y los » a mi me han dicho que…»
Os presento a Arnold Kegel.….

¿Qué pasa? ah! ¿que quieres saber más? vale vale..
Espero que os suene el nombre, si no más te vale empollarte este post, que hago examen eh!!
Arnold Kegel es el que inventó los ejercicios Kegel ( aaahhhh se oye en la sala..). Como sabéis porque seguro que lo sabéis, estos ejercicios están destinados a mujeres embarazadas y en el post parto para fortalecer los músculos pélvicos, vaya, y para toda aquella que quiera tener un suelo pélvico en condiciones.

Porque no es necesario estar embarazada o estar en proceso de recuperación post parto para realizar estos ejercicios. Además existen ayuditas que a vuestras parejas les va a encantar. Pero vayamos poco a poco.

Ejercicios Kegel para el suelo pélvico

¿En qué consisten estos ejercicios?

Básicamente en contraer  los músculos del suelo pélvico. Para localizarlos si no has conseguido hacerlo aún, un truco es mientras orinas. Intenta retener el flujo, esos músculos que utilizas para hacerlo son los que vamos a ejercitar.
Ojo! este truco es solo para localizarlos, no sirve para ejercitarlos ya que puede ocasionarnos problemas de micción.

Una vez que los tienes localizados es hora de ejercitarlos en 4 series de 50 repeticiones al día. Tienes varias formas de hacerlo:

1. Lento
Aprieta los músculos y aguanta 5 segundos antes de relajarlos durante otros 5 segundos. Repítelo 10 veces. Puedes ir aumentando el tiempo de contracción poco a poco hasta llegar a 20.

2. Rápido
Aprieta y relaja todo los rápido que puedas hasta que te canses o pasas 2-3 minutos. Puedes empezar con 10 repeticiones 4 veces a día hasta llegar a las 50 repeticiones diarias.

3. Ascensor
La vagina es un tubo muscular con secciones en forma de anillos dispuestas una sobre otra. Ahora imagínate que cada sección es una planta de un edificio y empieza contrayendo los músculos hasta llegar a la primera planta, aguantas un segundo y subes a la segunda y así hasta que llegues al tope. Una vez en la última planta, bajaremos igual, aguantando un segundo entre planta y planta. Cuando llegues a la planta baja, intenta relajar la musculatura durante unos segundos y no te olvides de respirar pausadamente.

4. Onda
Algunos músculos del suelo pélvico están dispuestos en forma de ocho, pero con tres anillos. Un anillo está alrededor de la uretra, otro alrededor de la vagina y otro alrededor del ano.
Este ejercicio se trata de contraer éstos músculos de delante a atrás y relajarlos de atrás a delante.


Estos ejercicios Kegel son muy importantes hacerlos durante y después del parto ya que nos ayudaran  a eliminar o evitar la incontinencia urinaria, facilitará el parto evitando desgarros, evitará el prolapso e incrementará el placer sexual.

Y llegados a este punto, toca contaros que no solo tenéis esos ejercicios, hay «juguetes» que ayudan a ejercitar dichos músculos.

¿Cuáles?
Las bolas chinas.

ejercicios Kegel

No solo son un juguete sexual, son un instrumento terapéutico muy valorado.
Las bolas chinas se tratan de una o dos bolas unidas por un cordel y en cuyo interior de encuentra otra bolita que vibra al andar, correr, etc. de manera que estimula la musculatura por el movimiento que provoca en el interior de la vagina.

¿Cómo se utilizan? 

Ni que decir tiene que es importante esterilizarlas la primera vez metiéndolas unos 10 minutos en agua hirviendo. Luego se podrán lavar con agua y jabón después de cada uso.

Se pone un poco de lubricante en la primera bola y se introducen en la vagina hasta quedar colocadas de la misma forma que un tampón, dejando el cordel fuera para retirarlas después.
Al ponernos de pie, la gravedad hará su trabajo y las bolas irán hacia abajo, es aquí cuando el músculo de manera inconsciente se contraerá para evitar que se salga.
El uso ideal de las bolas chinas para que sean eficaces será mientras andamos, corremos o hagamos ejercicio empezando por unos 15 minutos al día hasta lograr mantenerlas una hora diaria.
También podemos acostarnos y tirar del cordel contrayendo nuestra musculatura para impedir que salga.


Cuando hice el curso de preparación al parto, la matrona no nos habló de las bolas chinas, sino de unos conos especiales de diferente peso ( 20 gr a 100 gr ) que realizaban la misma función que las bolas chinas.

Si notáis que no podéis sujetar las bolas ni estando acostada, habría que pedir consejo a un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico para que nos indicase otros medios acorde a nuestras necesidades

Y ahora la pregunta del millón, ¿mientras las utilizas dan placer?

Pues depende de cada una.Tengamos en cuenta que estas bolas se colocan en la misma posición que un tampón, y que éste no se percibe en absoluto, en cambio es verdad que las bolas tienen una vibración interior, por lo que aunque en principio, no es suficiente para obtener placer sexual, pero como cada una en un mundo y nuestra mente tiene mucho que ver, el simple hecho de llevar unas bolas chinas puede resultar una idea tan erótica que es posible llegar a un nivel de excitación óptimo para obtener gran placer sexual.
Si lo que se busca es solamente placer, hay multitud de bolas distintas en el mercado para jugar con nuestra pareja o en soledad.

Os aconsejo que antes de decidiros por una forma específica de bola, penséis el uso que le vais a dar, si es solamente terapéutico, las bolas lisas, de silicona son la mejor opción. Si lo que se busca es un juguete sexual, las bolas son algo distintas como veis en la imagen.

Ahora bien, si queréis un 2 x 1, os aconsejo el huevo vibrador. Se introduce de igual forma y con el mando a distancia graduamos las vibraciones. El mando lo puedes tener tu….o tu pareja 😉

Así es que por opciones no será, y tu, ¿qué prefieres?

Fuentes: www.crianzanatural.com

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

5 thoughts on “Os presento a Kegel, ejercicios Kegel

  1. Jo nena.
    Yo empecé a hacerlo con 18 años, me dijo el ginecólogo que era importante fortalecer esos músculos para evitar problemas en la madurez.
    Lo cogi como rutina y en el embarazo más. Hasta la noche antes de dar a luz los hice pero… después del parto se me quedaron como dormidos. Por más que me concentraba en hacer los ejercicios no era capaz!
    2 años después me han derivado al fisioterapia la seguridad social.
    «Gracias» a los 24 kilos que cogi en el embarazo, a la epidural y al expulsivo de un bebé de más de 4 kgs mis músculos se quedaron hechos una mierda.
    Ahora toca rehabilitarlos… que cruz.

    Por cierto que para los móviles hay varias App muy buenas para hacer los ejercicios que indican tiempos, series e intensidad.
    Muy buen post

    Un besote

      1. De momento solo he ido a que me valoren y después de decirme que estoy hecha polvo me llamarán en cuanto tengan un hueco.
        Me han hablado de electrodos en 2 sesiones semanales durante 3 meses a ver si hay resultados.
        Es que llevo de un especialista a otro desde hace 2 años, se pasan la pelota entre ellos (el urologo me dijo cuando le comenté que pensaba ir a un fisio que me dejase de bobadas. .) Y no me solucionan nada de nada.
        Sobre operar todos me dicen que soy joven aun. Yo estoy convencida de que es todo muscular aunque los médicos siguen buscando, pero no encuentran nada raro.
        Incluso me dieron electro estimulación del nervio endotibial que es un tratamiento carisimo y no te lo dan a no ser que te vean hecha una pena. Aún así apenas noté mejoría.

  2. A mí me hablaron de la contracción del suelo pélvico en el instituto (una profesora que nos vió estresados y nos dió una clase de ioga). Luego durante el embarazo leí sobre los ejercicios Kegel y comencé a hacerlos cada día. La verdad es que nose si fue por eso pero no tuve desgarro en el parto y parece que recupero bastante bien aunque aun se me escape la orina de vez en cuando al estornudar.
    Yo le recomiendo estos ejercicios a todas las mujeres ya que no has de invertir demasiado y pueden ayudarnos mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.