Necesito un fontanero de urgencia: casa inundada

A veces, pero menos mal que solo a veces, te toca pedir ayuda urgente. Una ayuda que debe llegar de un profesional como por ejemplo un fontanero de urgencia cuando se te inunda la casa,  se te atasca el baño, cuando el grifo de la cocina no funciona…

Y diréis, ¿y eso? Tranquilos, que todo tiene su por qué. Creo que nunca os he contado que una noche, estando bañando a mis hijos cuando eran pequeños, al salir del baño, me encontré un palmo de agua en media casa.

Socorro, necesito un fontanero de urgencia

Me acuerdo que los niños eran pequeños, la mayor tenía 7 y el pequeño 5 y me encontré con  ¡la casa llena de agua!

Además estaba sola con ellos, mi marido todavía no había llegado de trabajar y me quedé en shock,¡ no sabía qué hacer!

Cuando por fin reaccioné, que ahora exagero y lo mismo no fue tanto el tiempo que tardé en reaccionar, pero se me hizo eterno, miraba al suelo, y miraba la bañera con los niños dentro, los cuales, tenían una cara de asombro al ver que la casa, se estaba convirtiendo en otra bañera enorme.

Y miraba el suelo y los miraba a ellos y a la vez pensaba, ¿pero cómo? ,¿pero de dónde?, ¿y qué hago?, ¿cómo recojo todo esta agua ahora?, ¿qué hago con los niños mientras?.

 

No os exagero si os digo que no era el suelo mojado nada más, no, por lo menos había como 2-3 cm de agua en toda la cocina, la entrada, la mitad del salón, el pasillo y parte de las habitaciones.

Claro, yo me puse a bañar a los niños y la lavadora estaba puesta, como casi cualquier día normal, ¿quién iba a imaginar que se iba a romper y aquello no pararía de echar agua por todos lados?. Y ya no solo la lavadora, la tubería que desagua estaba que no daba abasto y salía agua de todos lados.

 

Como pude, salí del baño, localicé la fuga, bueno, la riada más bien. Apagué la lavadora, temiendo un calambrazo. No localiza la llave de agua, solo veía agua en el suelo, por todos lados. Cogí la fregona, mis hijos se asomaban por la puerta del baño con una mezcla en sus caras de ¡cómo mola¡ y ¿cómo mola?. Me veían de un lado a otro con la fregona, no daba abasto a recoger el agua.

Achicando agua

Perdí la cuenta de cuántos cubos llené, acabé tirando todo el ajuar de toallas al suelo, se empapaban casi de camino al suelo, chorreaban. A la bañera con ellas.

Ups, los niños.

Les pedí que intentaran vestirse ellos solos sin salir del baño, porque corrían peligro de escurrirse.

Más toallas, más fregonas.

El timbre (auch)

El vecino de abajo. Abro la puerta, con mis pintas en pijama, mi mocho y el suelo lleno de toallas.

-Me está saliendo unas goteras, me cae agua por las paredes.

-No, ¿en serio?. Mire cómo estoy, ya lo imagino, ahora mismo no puedo atenderle. ¡No salgáis del baño chicos!

 

No sé cómo lo conseguí, pero logré secar la casa, y que los niños permanecieran en el baño mientras.

La lavadora había muerto, la tubería había explotado. La bañera llena de toallas empapadas y sin saber qué hacer con ellas.

 

Total, que tuve que llamar a un fontanero de urgencia a través de esta web porque la llave del agua de la cocina no funcionaba, no giraba para ningún lado y temía que abrir simplemente el grifo de la cocina, aquello volvieses a desbordar.

¿Qué ocasionó la inundación?

La lavadora, bueno, no hay explicación para lo que la pasó, el tambor estaba rajado. No, no había nada raro dentro, solo ropa de diario, os lo prometo.

fontanero de urgencia

La tubería, pues estaba atascada y entre el agua que empezó a echar la lavadora, el atasco del desagüe, pues aquello no dio  abasto y se desbordó todo.

Total, que tocó quitar el atasco y comprar lavadora nueva, eso sí, con un sistema de alarma y bloqueo en el caso de fugas de agua. Ni una más…

Para los niños fue una aventura que aun recuerdan y para mi, pues una de esas cosas que se te quedan en la memoria.

¿Alguna vez habéis necesitado un fontanero de urgencia?

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.