Monasterio de Piedra con niños y perro

Hace años que queríamos ir al Monasterio de Piedra, pero de estas veces que nunca encuentras el momento perfecto. Que si hace mucho frío, que si hace mucho calor…siempre hay alguna excusa.

Al final, casi de un día para otro, nos aventuramos a acudir no sin antes comprobar que podríamos ir toda la familia, es decir, que nuestro perro (Bronce) pudiese entrar sin problemas.

Y así es, los perros son bienvenidos al Monasterio de Piedra, así que sacamos las entradas por internet y al día siguiente fuimos para allá.

Consejo: No compréis las entradas allí, se forman colas kilométricas y además son más caras en la taquilla. El Internet te hacen un 10% de descuento y según llegas pasas sin esperar la cola de gente.

Nuestra visita al Monasterio de Piedra con niños y perro

Llevaba las expectativas bastante altas del lugar, nunca habíamos estado pero ya sabéis que todo el mundo habla maravillas del lugar. Esto hace que esperes algo que en otras ocasiones te puede defraudar como es el caso de algunas películas. Pero no fue así.

Como decía, llevábamos las entradas sacadas por internet, por lo que tan panchos, nos saltamos toda la cola, que no era poca, y pasamos sin esperar.

Os darán un pequeño mapa del parque. Conservarlo porque iréis viendo dónde están las cascadas más impresionantes y la ruta a seguir.

En el pasillo de entrada no falta los fotógrafos del parque inmortalizando el momento de la entrada en familia (perro incluido) y además la posibilidad de hacerse una foto con una lechuza.

Como íbamos con mi hermana que ya había estado en más ocasiones nos recomendó ir a la Gruta Iris lo primero.

Creo que jamás había estado en un sitio más bonito y con más encanto.

Lo primero antes de adentrarse en la Gruta Iris es observar la Cascada Iris. Impresionante y donde empezaréis a haceros fotos.

 

Siguiendo el camino hacia la gruta, que suele tener cola ya que solo se puede pasar de uno en uno, llegamos a unas escaleritas empinadas y empezaremos a escuchar el agua de la cascada: la Cascada Cola de Caballo.

Monasterio de piedra
Entrada a la Gruta Iris

Pasaremos por una estrecha gruta, apenas iluminada pero que no es difícil atravesar. Iremos observando la cascada gigantesca de 50 metros, digna de muchas fotos.

monasterio de piedra

monasterio de piedra

Seguimos avanzando hasta llegar al interior de la cascada, si si..como lees.

La gruta atraviesa la cascada por detrás, una cueva de estalactitas y estalagmitas nos esperan para mojarnos con sus gotas.

monasterio de piedra monasterio de piedra

Realmente es un sitio maravilloso y muy bonito. Te quedas con la boca abierta mirando a todos lados y a los niños les encantó mojarse con las gotas de las estalactitas y la brisa de la cascada.

Hubo un momento en la gruta que tuvimos que coger a Bronce en brazos, estaban demasiado empinadas las escaleras para él, por lo que olvidaros de llevar carrito si queréis visitar el Parque Natural del Monasterio de Piedra. Usad mochilas de porteo si vais con niños muy pequeños.

monasterio de piedra

El plano del parque te indica la ruta a seguir, tan solo tienes que buscar las flechas azules del camino y volver por las rojas.

Es imposible quedarse solo con una cascada, todas son preciosas, todas tienen encanto y magia. Todas os dejarán con la boca abierta y en todas os haréis multitud de fotos. Mi hijo no paraba de hacerlas y os puedo asegurar que no se sí si fue por el encanto del lugar, pero le salieron espectaculares.

monasterio de piedra
Solo le falta la cámara a Bronce

monasterio de piedra

Descanso

A medio camino hay un amplio merendero con columpios y kiosko. Podéis descansar allí ya que el parque se ve en 2 horas y media o tres, dependiendo de cada familia.

Con las pilas recargadas, toca seguir visitando el parque de El Monasterio de Piedra. Subiendo escaleras naturales, tocando el agua de las cascadas, parando a hacer fotos…

Además, el parque cuenta con piscifactoría, la primera de España, y está considerado un ecosistema de extraordinaria riqueza biológica. Podréis observar a los peces muy cerquita, a los niños les encantará.

Al lado de la piscifactoría está el Lago del Espejo, donde es difícil distinguir el reflejo de lo que no lo es.

monasterio de piedra

Seguimos descubriendo otra de las cascadas más impresionantes: La Caprichosa, justo al lado de la Gruta del Artista.

monasterio de piedra
Gruta del Artista

Una cascada de cine donde probablemente la brisa os mojará y tendréis foto familiar “obligada”.

He preparado un breve vídeo del parque, solo para que te hagas una idea…

 

La cascada de Trinidad, Los Fresnos Altos, los Fresnos Bajos y un largo etc son paradas obligadas en el recorrido del Monasterio de Piedra.

Además, no solo cascadas tiene el parque, especialmente relevante es la:

Exhibición de Vuelo de Aves Rapaces del 4 de marzo al 31 de octubre

Un espectáculo donde podréis ver en directo el vuelo de halcones, buitres, búhos y águilas y conocer un poco mejor su naturaleza.

 

Pero hay más, la entrada al Monasterio de Piedra también da acceso al Monasterio Cirteciense del s.XII.

monasterio de piedra

Aunque para mi gusto estaba bastante mal conservado (había zonas que parecían haber ardido, otras las paredes estaban llenas de pintadas a boli etc) se puede visitar y observar el claustro, la Sala Capitular, el almacén o cillería, la cocina, el Refectorio y el Calefectorio.

Es una buena forma de enseñar a los niños lo que hacían allí en aquella época. Aunque el deterioro de las instalaciones no les era del agrado de mis hijos, que más de una vez me lo dijeron.

Además podéis visitar el Museo del Vino D.O. Calatayud, perteneciente a la Ruta del Vino, la Exposición de Carruajes y la Exposición de la “Historia del Chocolate”.

Tanto en el parque como fuera disponéis de sitios para descansar y tomar algo. Recomendable la terraza que hay justo a la entrada del parque, nos supo a gloria sentarnos a descansar antes de volver a Madrid.


Conclusión:

El Monasterio de Piedra es un sitio que no nos ha defraudado y que recomendamos para acudir con niños y perro. Un buen plan para hacer en familia.

¿Lo conocéis? ¿habéis ido con los niños alguna vez?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

3 thoughts on “Monasterio de Piedra con niños y perro

  1. Hola! según he leído los perros no pueden entrar dentro del monasterio ¿donde los dejasteis?? queremos ir mañana. No sé si leerás este mensaje si me pudieras dar esta Info te lo agradecería muchiiisimo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.