Misión sexo

Ojo, antes de nada, si quieres un post “subidito” mira hacia arriba del blog, si ahí, ¿ves las categorías?, bien, pues puedes darte una vuelta buscando la sección mayores de 18 años o bien, puedes pinchar aquí que es más rápido, y ahí encontrarás relatos eróticos a espuertas… que ante todo somos mujeres y hombres.

Pero no, este post no es de ese tipo (ehhh ¿dónde está todo el mundo? hola?? ). Ayer leí un post de todo un descubrimiendo en el blogging y al cual os recomiendo que sigáis porque merece mucho la pena que es Lapsicomami y su blog Mamá y Psicóloga (Piensa la psicóloga, piensa la mamá). El caso (que me pierdo por los laureles…) que ayer hizo un post buenísimo llamado …como puedas, y hablaba de ese don que tienen los peques que a la que te pones cariñosa con tu pareja, abren los ojos y te reclaman como si no hubiese mañana.
amor

Me hizo muchísima gracia porque es verdad, pero quería contaros toda  la verdad sobre el tema…si si, alguien tiene que hacerlo para que os vayáis concienciando y pensando en estrategias para mitigarlo que no solucionarlo.

Cuanto más mayores….peor será, más difícil será llevar a cabo la Misión sexo si, porque ahora no se mueven de la cuna, los tenéis ahí, que aunque los tengáis en la misma habitación, pues oye, algo de cancha da, pero…cuando empiecen a andar, y aparezcan en la habitación cual espectro “us vais a cagar….”

Si, dejaros de haceros ilusiones pensando que cuando sea mayor tendréis más libertad en éste tema, porque no es así. Eso de “yo pillé a mis padres” no es un mito, es una realidad que puede pasar y las posibilidades de trauma crecen a la par que ellos.

Reíros si… ¡pero es verdad!

Ese momento que estás ahí, y te parece…solo te parece, oír algo, quizás unos piececitos descalzos que se acercan por el pasillo, entonces dices: ¡SILENCIO! y además de petrificada piensas:  ostras….¿qué hago? ¿paro no? ¿disimulo si viene? ¿o corro cual Speddy González a meterme bajo las sábanas?, espera…quizás ¿te lo has imaginado?

Y ¿si no le oyes qué?, y aparece ahí, de pie al lado de la cama, ¿te imaginas la situación?… a mi me da la risa nerviosa perdonadme…

Debo decir que no nos ha pasado, pero si que hemos tomado algunas medidas cautelares, te doy unas cuantas para que decidas cuál vas a llevar a cabo, apunta:

  • Cerrojo en la habitación , ya sabéis que la #CuninaBox lo trae por defecto aunque yo lo puse en el baño.
  • Cerrar la puerta, el golpe a oscuras del niño contra ella intento de abrirla del niño, os sirve de alarma
  • Si no queréis cerrar la puerta del todo, entornarla y sujetarla con algo que pese y que al empujar haga ruido, por ejemplo:  una silla, los zapatos…

¿Se os ocurre alguna otra medida? ¿os ha pasado que os han pillado “in fraganti”? ¿cómo habéis llevado la situación?

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

18 thoughts on “Misión sexo

  1. Mis mellis todavía duermen en las cunas pero pronto tendremos que pasar a camitas y tendrán mayor libertad. Con lo movido tos que son, mejor tomar medidas para que no nos pillen! Un beso

  2. Uy, yo lo qe no sé es cómo pude embarazarme de los siguientes, y sí, me han pillado, ayyyyyyy. Y estrategias pocas. Dar veinte viajeshasta tener la certeza absoluta de q están como lirones, aunque dos de cada tres acaban en una servidora roncando en el sofá….

  3. Jajajajaja. Nosotros nos asegurábamos de que estuviesen dormidos y luego nos “atrincherábamos” como dices, o algo que haga ruido o cerrojo, que luego quitábamos claro.
    En mi caso han crecido y los pobres no molestan nada, pero a nosotros nos quedó ese sentido de alerta, es difícil relajarse cien por cien. Un besín.

  4. Genial post…jaja…lo que me he reído…por aquí tenemos un seguro en la puerta,pero también compramos un cerrojo,aunque luego lo acabamos poniendo en el baño…jeje….menos mal que nunca nos han pillado,pero esos sustos de muerte los he vivido,niños silenciosos que te das media vuelta y parecen espectros con linterna….jurl,cagaita de miedo ….besos Izaya

  5. Tema muy interesante! A nosotros no nos han pillado (aún), pero siempre estamos temeros porque además nuestros chicos se despiertan en cualquier momento, eso de asomarte a ver si duermen, no vale. Me ha hecho mucha gracia lo del momento Ruído – Viene? – Seguimos?, ahora me río, pero cuando estás en el tema no tanto… Buenos consejillos, habrá que ponerlos en práctica!

  6. jaaajaajjaa, ¡qué arte, amiga! Claramente el pestillo es imprescindible: primero por evitar “visitas sorpresa”, y segundo por evitar estar pensando más en “que va a venir y nos va a pillar” (la visita fantasma, lo llamo) que en lo que tenemos que estar pensando!
    XD

  7. Jajajajajaja pillarnos no, pero ponernos cariñosos y oír mamaaaaaaa quiero teta, y la toma se convierte en la más larga de la historia, que cuando la acuestas dices, vale estoy agotada ha pasado una hora y tengo muuuucho sueño, pero venga va que ahora seguro que ya está profundamente dormida y zas! Papiiiii aguaaaaa jajajaja vale definitivamente hoy no toca, ya veremos si mañana hay mas suerte 😉
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.