Mis miedos y terrores

No tenía pensado seguir hablando de ésto, quería centrarme en el post de ayer, escribir sobre en los miedos y/o terrores que se suelen tener en el embarazo tanto por parte de la futura madre, como del padre, pero no he podido.

Ayer pregunté a unos cuantos padres si habían experimentado esas pesadillas o terrores y la mayoría me dijo que no las recordaban aunque si reconocían haberlas pensado estando despiertos. Es decir, el miedo a que le pase algo a los niños, o a no saber si serías ser un buen padre/madre se manifestaba despiertos.

Reconozco que mis miedos, en su mayoría, también se manifiestan así.
Hace escasos días, salió un vídeo de un robo de un coche con un bebé dentro, en un parking de un centro comercial de la zona sur de Madrid. Un centro comercial al que he ido alguna vez y al que conozco a familia y amigos con niños que acuden a menudo.
No voy a poner el vídeo del suceso, y reconozco que no lo he visto, pero me niego a poner algo tan angustioso, porque creo que no hace falta verlo para entender cómo se pueden sentir los padres al ver cómo te roban el coche y sabes que tu bebé está dentro.

De solo escribirlo, tengo la piel de gallina. ¿Qué sensación de impotencia, rabia, y desconsuelo tiene que sentirse en ese momento?

¿Cómo actuarías ante tal situación?, las emociones ante un momento de pánico extremo pueden ser muy diversas.

Dicen, que una madre en un estado de ansiedad y pánico, es capaz de levantar un coche 6 cm del suelo para salvar a su hijo. La adrenalina es lo que hace posible esto. Imaginaos que coges al ladrón del coche, os digo que a mi me tienen que separar porque pierdo la razón si le pillo.

Y no solo por ahí vienen mis miedos, hay muchas más situaciones que sé, que hay que ir aceptando, porque no podemos meter en una burbuja a nuestros hijos para siempre ,aunque si yo pudiese, crearía un campo magnético o algo para que cualquier persona o situación non grata, estuviese alejada de mi hijos.

Situaciones como que bajen solos a la calle, aunque sea a comprar el pan a la tienda del barrio que está justo debajo de casa, que no tenga ni que cruzar la calle, a mi me da pavor.

Mi hija tiene casi 8 años, y aunque desde nuestra casa no lo hace ya que no tenemos una panadería debajo, cuando está en casa de su tía si. Baja con su prima de la misma edad, tuercen la esquina, compran el pan y suben a casa.
Entiendo que hay que confiar en ellos, que vayan sintiéndose mayores y si no hay mayor peligro, puedan hacer estas cosas.
Pero, tal y como están las cosas hoy, lo que se oye en el telediario, que ya intento no poner, y lo que se habla por ahí, el miedo a que le pase algo en enorme y angustioso.

Desde pequeños se les avisa de los peligros, les educamos en lo que está bien o mal, les enseñamos unos valores de convivencia, les hablamos de la igualdad, tolerancia, amor, respeto,..nos dejamos nuestra vida en ellos, para que luego venga un desalmado y nos quite nuestra razón de ser.
Confieso que no tendría compasión por esa persona, ni tolerancia, ni respeto y hablo con el corazón en la mano como madre de dos hijos.

El miedo a perder o a que le pase algo a un hijo, es tan intenso, que me presiona el pecho, no me deja respirar y, me crea una congoja que me dura todo el día.
Estoy pasándolo mal escribiendo esto, pero espero que me sirva como terapia, y que pueda liberarme o ir aceptando estos miedos aunque sea con el tiempo.

 

Facebooktwitterpinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.