Mis amigas, mi Monchu

Amiga:
Dícese de la persona que mantiene una relación de amistad con otra u otras personas. Persona muy querida y de confianza.

Las amigas se apoyan, se quieren y se respetan. Psicólogas a tiempo completo, escuchan e intentan aconsejar. O hay veces, que el simple silencio es suficiente. Siempre están ahí, para lo bueno y para lo malo. Llorar y reír, reír y maldecir.
Las amigas son aunque no estén, porque no hace falta hablar todos los días para saber que las tienes ahí.
Amigas cercanas y lejanas, a las que ves y a las que no, con las que hablas en persona o no, y con las que compartes tantas cosas…
Y a veces, aunque no oigas el tono de su voz, una simple frase escrita y ya sabes si está triste, contenta o preocupada.Amigas que tocan el corazón aún estando en la otra punta del mundo.

Quisiera alargar los brazos hasta llegar a ellas, para que sintiesen ese abrazo de amiga. Ese abrazo que necesitan en algunos momentos.

Un café, unas risas y esa complicidad nuestra es todo lo que se necesita.

Sois mi “Monchu”, ¿qué es eso? os estaréis preguntando, pues citando a Carlos Bravo, y con su permiso ;):  La traducción sería algo como “familia”, “familia ampliada” o la “familia que elegimos”[…] . Describe una red de confianza en la que sea realizan favores para ayudarse mutuamente.

Sois esa familia ampliada, elegida y con la que tengo confianza. Cada una diferente, cada una con su forma de ser y que me aporta tantas cosas, que me dolería no tenerlas conmigo.Por ello os dedico esta pequeña entrada, porque algún día nos juntaremos y reiremos hasta dolernos el estómago y la cara, o lloraremos juntas para calmar nuestra rabia e impotencia.
Porque aunque por mi cabeza, entonando el “mea culpa”, apenas hablemos, se que si me necesitas o te necesito, ahí estaremos, para ayudar, para poner el hombro, para estar en silencio, o para reír hasta hartarnos.
Para vosotras, para cada una de vosotras, para mi Monchu, os quiero.

Imagen sacada de aquí

* Si quieres saber más sobre el término Monchu o sobre Carlos Bravo, pásate por su blog Marketing de guerrilla.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.