Mi hijo pega…cuando le pegan a él.

Si, sé que este post, puede generar polémica, pero creo que a ningún padre/madre le gusta que a nuestros pequeños los peguen en el cole, parque o en cualquier otro lado. La cuestión y el tema delicado es ¿qué enseñarle a nuestros hijos respecto a qué deben hacer en esta situación?


Yo reconozco que tuve mis dudas, siempre piensas y dices a tus hijos: no, no se pega, si Fulanito (vamos a llamarle así)  te ha pegado, se lo dices a la profe, que seguro que le regaña. Pero en nuestro caso, ves que da igual, el niño en cuestión le vuelve a pegar, y el mío no se defiende porque sabe que está mal pegar, es un niño muy bueno, muy noble.
¿Pero, lo que decía, dónde está el límite? ¿Cuándo llega ese momento en el que le tienes que decir a tu hijo, si Fulanito te vuelve a pegar, pégale tú?
En nuestro caso  llegó en el momento en el que todos los días pegaban a mi hijo y el niño agresor le daba igual los castigos o regañinas de la profesora.
Así es que mi marido le aconsejó a nuestro peque que la próxima vez que Fulanito le pegase, le devolviese el tortazo.

Y así lo hizo y no es por nada, pero mi hijo salió muy contento ese día, nos lo contó y le volvimos a remarcar, que eso solo se hace para defenderse, cuando le pegan primero.
De momento, no hemos tenido ningún problema, Fulanito, no le ha vuelto a pegar, la ha tomado con otro niño.

Me diréis, haber hablado con la profesora… lo hicimos, ella era y es consciente de la problemática de Fulanito, pero no nos ha solucionado el problema, así es que,tocó recurrir al plan “B”.
Ayer mi hijo vino con una cara triste pintada en la mano, ¿el motivo?, porque le había devuelto un empujón a un niño que le había empujado anteriormente en el pasillo de las mochilas y abrigos y que le había pegado en el baño.
Reacción de mi marido: borrar de la mano la cara triste y dibujarle dos caras sonrientes por haberse defendido.

Si, acepto las críticas, no todo el mundo estará de acuerdo con ello, pero sinceramente, creo que está bien que los niños se defiendan.

Y nosotros seguiremos remarcándole y enseñándole que no se pega, pero si te pegan, defiéndete.

¿Vosotr@s que pensáis?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.