La playa, un mundo paralelo

Este verano al final tocó ir a la playa, ya que los niños lo pedían y el año pasado estuvimos de camping en la sierra, así es que por variar un poco, nos decidimos en el último momento por viajar a la costa y rebozarnos en arena y “sol”. Lo entrecomillo porque sol, sol…no nos hizo mucho, incluso nos llovió, pero debo decir que la temperatura era bastante buena.

La playa, un mundo paralelo

Total, que este verano, he estado bastante ojeadora de algunos detalles, y no solo de la decoración del apartamento en el que estábamos y que podéis ver en mi cuenta de Instagram, sino también, en ciertos detalles de los que somos todos conscientes y que el resto del año, no pasarían tan desapercibidos. Debe ser que la playa se convierte en un mundo paralelo donde las cosas cambian, nos salen profesiones ocultas, pasamos por alto la moda y varias cosas más.

Vas a saber a que me refiero en cuanto empieces a leer, créeme:

  • En pleno agosto en la playa, para buscar tu sombrilla, debes seguir un mapa o bien, activar  el modo GPS del móvil para poder llegar a ella.

¿Dónde estamos? –

-Entre la sombrilla de Coca Cola, la de Águila Amstel y a la derecha lindando con la de Shweppes,  ah! y había una de rayas naranjas y otra detrás de azul.-

playa

  • En la playa también existe una moda alternativa al resto del mundo, no me negaréis que no se pueden combinar bikinis de distinto color y diseño y pasar totalmente desapercibida de miradas tipo:

Pero e´to que`e?

  • Además esto del verano nos descubre profesiones ocultas, quien te iba a decir que te convertirías en arquitecto y construirías unos castillos de arena que ni en su tiempo los hicieron mejor con su plaza, torre, muralla…solo faltan los cocodrilos en el agua del foso.
  • También, nos volvemos unos expertos en clasificar el mar y la  bandera poner ese día:

– Bah…si hoy no hay olas, deberían haber puesto bandera verde y no amarilla.-

  • Se admite todo tipo de flotadores, colchonetas y demás artilugios flotadores siendo el más molón cuanto más extravagante y raro sea.
  • No hay vacaciones de playa si no se vuelve con conchas y/o agua de mar embotellada.  Por aquello de los recuerdos y esas cosas. Y por supuesto, aquí tenéis una manualidad para darle salida a esas conchas.
  • El paseo por el paseo marítimo es obligatorio, así podrás ver las esculturas de arena de los artistas que las hacen.
  • Y por supuesto, otra profesión oculta y que sale a relucir en verano, es la de arqueólogos, nos/les encanta  enterrar y desenterrar a mamá, papá, hermanos o a nosotros mismos.

En alguno seguro que te has sentido identificada y lo sabes….. pero seguro que hay alguna más que se me ha olvidado, así es que cuéntame, ¿cuál más falta?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

12 thoughts on “La playa, un mundo paralelo

  1. Ufffffffffff odio tanto la playa en verano por la saturación que ni la he pisado… bueno, sí, una tarde fuimos a un cumpleaños y hemos ido a playas de piedras porque… en verano en la playa se prueban otros sabores como el de melón con arena porque por mucho cuidado que tengas siempre alguien tira arena sobre tu comida

  2. Ayyyyyyyyyyyy me parece que a ti te gusta la playa tanto como a mí jejejej Yo, no lo puedo evitar, es pisar la costa y se me despierta el yo criticón de madres y padres, no hago más que ver defectos en todos los sentidos; ropas, formas, comportamientos…y por extensión de niños de esos padres. Tengo un par de post sobre esto, a ver si me da tiempo…

  3. jajajajajaja
    Qué te puedo añadir de playas… si estoy rodeada de ellas!

    A nosotros este verano nos atacó el viento…. menuda ventolera!! jejejeje…. Por lo que sandías con arena, palitos de cangrejo con arena… picor de la arena gracias al viento…. piedras sujetando las esterillas….

    Ahhhh pero no sé si nos pasa sólo a mi familia o es algo general…. ir cargados como mulas para pasar una tarde amena.. es lo que me desquicia!!! que si flotadores, palas, cubos….bolso.. esterillas, sombrilla….. diossssssssssssssssss. Solución: pagar hamacas y ya te alivias de peso ejjejejeje.

    Y lo mejor del regreso de la playa…..aspirar para quitar la mitad de arena que traemos con nosotros! :'(

    En cualquier caso… la playa es sensación de libertad!

    Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.