¡Hoy comemos en el burger!

Pues si, tal y como están las cosas hoy en día, para nosotros, ir al burger a comer con los niños es más que una excepción, es un motivo de celebración.

A ellos les encanta, se han puesto muy nerviosos y contentos en cuanto han reconocido el camino al burger,se ha puesto a gritar, abrazarse e ¡incluso a darse besos!.
El motivo era más que digno de celebración, después de casi un año, mi marido ha encontrado trabajo, y hemos querido celebrarlo con ellos.
El menú infantil de un archiconocido burguer “rey” con su regalito correspondiente y para nosotros una hamburguesa enorme con sus patatas y refresco.

Mis hijos la llaman “Kangreburger”, (que mal han hecho los dibujos de Bob Esponja) y les encanta, además creo que les hace especial ilusión el hecho de romper la rutina y comer juntos los 4 fuera de casa.
No solemos hacer estas cosas, como antes os comentaba ,y creo que como algo puntual, no es malo que los niños coman “comida basura” ¿no?.


Y volviendo al tema del regalito del menú infantil, recuerdo alguna nota de prensa en la que se multó en EEUU y Brasil por regalar juguetes en dichos menús infantiles. La idea era fomentar buenos hábitos de alimentación y combatir la obesidad infantil.
Y la pregunta que yo me hago, ¿realmente el motivo de la obesidad infantil es ,entre otros muchos , culpa de un regalito que viene en el menú infantil? ,¿de verdad? ,o ¿es más culpa de padres/ tutores, que son los que llevamos a nuestros hijos a estos sitios demasiado a menudo?
¿No deberíamos darles una buena alimentación, un buen conocimiento de la pirámide de alimentos, que decir que un simple regalo en una caja de cartón es un motivo de obesidad infantil?


¿Vosotr@s que opináis?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.