Hermanos: Hay vida después de los 6

Siempre dije que el día que tuviera niños, serían mínimo dos, para que pudieran jugar y compartir. Y no solo los juguetes, si no sus cosas de hermanos.

Además, mi Pitufina, nunca supo jugar sola, siempre ha sido una niña que ha demandado a los mayores para ello. Tan pronto era incapaz para ponerse a hablar sola con sus juguetes y montarse su “película”, como que en el parque, se sentaba con los abuelillos a darles coba, cháchara,  y pasar el rato con ellos en vez de jugar con el cubo y la pala. Siempre ha sido así.

El Pitufín es todo lo contrario, imaginación al poder. A mi todavía me sorprende verle jugar solo, con sus coches, imaginando que está en una carrera… como no lo viví con su hermana, me encanta mirarle, incluso a escondidas para no romper la magia de la imaginación.

Niña y niño, con dos años y medio de diferencia. Una pícara, el otro noble como el solo. Inteligencia e inocencia. Deportistas ambos, valoran la amistad, la familia. Pero ¡jope lo que se pelean y discuten!

Hace poco en otro post titulado Celos entre hermanos, ya conté que a estas alturas, Pitufina parecía tener celos. Pero creo que la cosa está cambiando al pique mútuo entre ellos.

A veces todo, absolutamente todo, le molesta el uno del otro, y más se pican. Y más discuten. Hasta para empezar a jugar es un problema.

Que si no se ha lavado los dientes, que si él tampoco. Que primero tú; que yo me los lavo después de ti. Que si mira que ha cogido eso; pues te lo quito; mira mamá/papá, que me lo ha quitado y lo tenía yo; no, lo tenía yo. Pues ahora no te dejo esto.Pues vale… y así todo el dia.

En cambio, hay momentos en que se nos cae la baba, cuando el peque quiere dormir con su hermana o pide que le lea un cuento, o le ayude a hacer alguna tarea.

¿Por qué no estarán así siempre?

Pues porque son hermanos, y cada uno es diferente, cada uno es una personita con sus gustos, sus manías y que tienen que aprender a vivir juntos hasta que cada uno tome su camino.

Además, al ser niña y niño, seguramente no tendrán peleas por compartir la ropa, pero si por otras cosas, seguro. Ya las iremos viendo.

Lo que no se dan cuenta, o por lo menos lo disimulan una barbaridad, es cuánto se necesitan el uno al otro. Pitufín adora a su hermana, es la mayor, de ella aprende lo que está bien y mal, ya que como buen segundo hijo, aprende de los errores del hermano mayor sin sufrirlos en sus carnes.

Pitufina encuentra en su hermano, un compañero con el que aplicar sus órdenes de “maestrilla”. Y a quien puede “mandar” aprovechándose de ser la mayor, hasta que  el otro ya dice basta, claro está…

De momento, les toca crecer, quererse, comprenderse y respetar al otro. Cosas de hermanos.

Os dejo una selección de fotos de hermanos sacadas de Pinterest, las cuales tengo en un tablero, para intentar plasmar la magia que existe entre ellos.

hermanos  ¿Os sentís identificados? ¿os pasa lo mismo con vuestros hijos?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

23 thoughts on “Hermanos: Hay vida después de los 6

  1. Qué galería de fotos tan bonita! Me ha gustado mucho esta entrada. Yo creo que tener hermanos es lo mejor del mundo. Es normal que tengan sus piques, celos y enfados, pero los positivo supera con creces todo eso (y lo digo yo, que llevo todo el año batallando con los celos del mayor).

    1. La verdad es que las fotos son preciosas, a mi me encantan. Yo también creo que tener hermanos es lo mejor del mundo, aunque luego de mayor cada uno haga su vida o se vean más o menos. De pequeños son los mejores amigos y apartando los celos y piques, son más que necesarios que crezcan juntos.

  2. Que sí me he sentido identificada? Clarisiamente sí!! Y es que las relaciones entre hermanos son así una de cal y otra de arena…Menos mal que luego no pueden vivir el uno sin el otro. Y lo de la diferencia de carácteres igual es algo que siempre me llama la atención de los mios y es que cada uno tiene su propia visión y carácter. Aunque quizá el pequeño es como un remix de las hermanas !!! Muy chulas las fotos de pinterest!!! Besos

  3. Sin duda!!!1 Me siento identificada cien por cien. Aunque en mi caso son dos niñas, la relación es tal cual la cuentas: igual se aman que se pelean. También es cierto que tienen fases. Hay etapas en las que se impone el buen rollo y otras en las que solo con mirarse ya encienden la chispas. Pero, incluso en esos malos momentos, acaba restableciéndose la concordia.

    1. Si, son fases, ayer por ejemplo tuvieron un día fantástico, su padre y yo estábamos asombrados y dándoles la enhorabuena. Estaban jugando juntos sin discutir, todo eran risas y buenas formas… Esta mañana ya se estaban picando porque estaba arrastrando los pies el pequeño….. en fin
      Un beso!

  4. Ay querida!!! pensé que estaba naufragando con este tema a solas… pero por suerte te leí!
    Los míos están igual :'(. Yo intento “neutralizar todo” pero te confieso que me cuesta no transformarme en demonio☻ jejeje. Justo hoy me dio por ver vídeos de cuando todo era más cordial jijij (tendrían entre 18 meses y 24 meses). Eso si, desde que alguno de los dos se ve apurado con algo.. se ayudan mutuamente, sobre todo en travesuras, claro!!!

    1. jajaja claro, para las travesuras son el equipo perfecto! jajaj no saben nada…
      Pues si, en esa estamos nosotros también, menudo tira y afloja constante. Yo igual, intento ser neutral, pero es que hay días que discuten por tantas tontería que ya entro en cortocircuito..jajaja

  5. tengo yo una foto de mis hijos que te encantaría… luego la pongo en instagram por si la quieres para tu colección… te la dejo… y bueno, los míos se llevan 2 años y 4 meses y es una locura pero no pueden vivir el uno sin el otro. La pequeña ha sido más tímida (ahora está empezando a dejarse oir por los de alrededor) pero de la mano de su hermano se iba a donde fuera y él encantado de tenerla para enseñarle “todos” sus conocimientos… un amor los dos

  6. Es cierto que no son conscientes de lo mucho que se necesitan, lo aprecian cuando están lejos el uno del otro, es común entre hermanos.. al menos a mis hijos también les pasa. Ni quieren, ni pueden, ni saben evitarlo ¡¡y yo que me alegro!! jejejejje
    Bss!!

    1. Jajaja, aunque también te digo, que es el pequeño el que más pregunta por su hermana si no está. Cuando se queda mi hija a dormir con su prima, el peque pregunta.. pero si es el peque el que duerme fuera, no te creas que la otra pregunta eh….
      jajajaja

  7. Lydia!no se que edades tienen tus hijos pero aquí las mías se llevan dos años…y es una pasada. estan en una etapa de celos cruzados y peleas por todo. un día se quieren hasta vestir igual y el otro no se pueden ni ver y se pasan el día tirando del pelo.
    pero se quieren, que se ve a ratillos!

  8. Creo que la gran mayoría que tenemos dos hijos pensamos como tú, que tienen sus momentos, pero que generalmente se llevan bien, comparten, juegan… Que los celos también son necesarios para buscar cada uno su espacio.

  9. el mejor regalo que le puedas hacer a un hijo es, sin duda, un hermano. Me encanta verles jugar y hablar ya de sus cosas, ver cuando uno intenta convencer y, a veces, engañar al otro, cómo se enseñan, aprenden el uno del otro y cómo se echan de menos cuando no están juntos…, de momento, con 5 y 6 años, se quieren un montón y se demuestran su cariño, supongo que no siempre va a ser así y me tocará verlos discutir mucho más que ahora… pero en nuestras manos está que, a pesar de todo, se tengan siempre el cariño y respeto que se debe tener a un hermano y que se tengan siempre ahí cuando se necesiten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *