Violencia y machismo en los cuentos clásicos

Y se tuvo que cortar un dedo del pie para que la hermanastra de Cenicienta pudiera probarse el zapato de cristal, la otra hermanastra, optó por cortarse el talón, y ambas tuvieron un final cruel, siendo un cuervo quien les picó los ojos dejándolas ciegas.

Y cogió el leñador su cuchillo, y le rajó la tripa al lobo, sacando de entre sus entrañas a la abuelita y a Caperucita, después le metieron piedras dentro y le volvieron a coser.

Si, son los cuentos de la Cenicienta y Caperucita Roja, los originales. A día de hoy se han suavizado tanto en la versión escrita como en la visual, pero los cuentos clásicos  eran muchos más crueles de lo que creemos.

Violencia y machismo en los cuentos clásicos

Ahora bien, a raíz de un hilo de Facebook del que participé hace unos días, se debatía sobre si afectaban los cuentos clásicos a los niños, si  más allá de un cuento, era más un trauma, ocasionando miedos o  inseguridades algunos clásicos como Blancanieves, Rapunzel, Pinocho, Pulgarcito, Aladin...

Pues yo creo que no, creo que todos hemos visto y leído esos cuentos de pequeños y, particularmente yo, no tengo ningún trauma ni miedo por ello.

violencia y machismo en los cuentos
Diseñado por Freepik

Lógicamente, todos los cuentos al igual que si lo ven en cine, tienen una edad recomendada y lo suyo es verlo con ellos para explicarles cualquier duda o situación que pueda darse y que el niño o niña no sea capaz de entender en ese momento, pero de ahí a crear traumas, creo que exageramos un poco.

Algunos psicólogos, corroboran el papel que desempeñan los cuentos en las vidas de los niños. Los cuentos aportan tanto a nivel consciente como inconsciente, mensajes que les enseñan problemas universales, como las injusticias que sufría Cenicienta de sus hermanastras y madrastra, o  la maldad de la bruja de Blancanieves.

¿Es bueno que los niños vean y conozcan esas injusticias?

Tenemos dos tipos de opiniones, las que prefieren no enseñar este tipo de cosas al niño y ofrecerles cuentos más suaves donde se evita la violencia o situaciones dramáticas donde el niño puede sentirse afectado, o los que prefieren no cohibir estas situaciones y enseñar al niño que hay cosas buenas y malas, que hay gente malvada y gente noble y buena, así pues, el malo siempre pierde, y el héroe enseña la moralidad de las cosas buenas.

Los cuentos clásicos hablan de la muerte, el abandono, los  límites de la existencia y hasta la vida eterna y por más que queramos que nuestros hijos no conozcan la maldad y por supuesto no les afecte nunca, creo de verdad, que es bueno que conozcan su existencia, de manera que llegado el momento, sepan discernir entre lo bueno y lo malo incluso en ellos mismos.

En todos los cuentos hay un malvado y un héroe, que es al final, con el que se identifica el niño. Según vayan creciendo y madurando, se darán cuenta que en la vida convive lo bueno y lo malo, y que en ellos depende ser el malvado del cuento y sus consecuencias, o ser el héroe.

violencia y machismo en los cuentos
Diseñado por Freepik

Acoso sexual, importancia del estatus social, la fealdad es maldad, la belleza absoluta, satanería incluso, estereotipos raciales y la lista suma y sigue, pero seamos sinceros:

  • Cuando veíais Blancanieves y la escena del beso con el Príncipe Azul ¿os sentisteis acosadas sexualmente?
  • ¿Los cuervos de Dumbo os dijeron en su momento que se estaban riendo de la clase social afroamericana?
  • ¿Os parecía el personaje de la Bestia, un personaje satánico?

A mi no, nada de eso. El beso del príncipe Azul me pareció amor verdadero, los cuervos de Dumbo, unos pajaritos muy simpáticos y graciosos y la Bestia un pobre hombre con un hechizo malvado de una bruja.

Ahora bien, como padres, somos los únicos que podemos decidir qué tipo de cuentos y/o películas pueden ver nuestros hijos y estoy de acuerdo que hoy en día, los cuentos clásicos como los de los Hermanos Grim por ejemplo, se están quedando antiguos, los valores se pueden mejorar, pero no por ello voy a impedir que mis hijos los lean o vean. Nosotros los hemos leído y visto con ellos y les hemos explicado lo que estaba bien y mal de cada situación.

Mis hijos no tienen traumas ni miedos a brujas y monstruos, ni a la oscuridad, ni a los insectos ni ninguna otra cosa. Saben diferenciar entre lo bueno y lo malo de un cuento o película, saben quién es el malo y el que acabará derrotado y quién o quienes son los buenos.

Para ejemplo de lo que os hablo, la película infantil Al revés.(CUIDADO SPOILER) Ahí tenéis el claro ejemplo de evitar en todo lo posible la tristeza con emociones alegres, hasta que llega un momento que no puede seguir así, la tristeza existe, está ahí y no hay que vetarla ni suprimirla, puede convivir con la alegría, con el miedo y la rabia y todas las emociones nos enseñan a vivir, en definitiva, no hay que cohibirlas.

Ahora me gustaría saber tu opinión, ¿te parecen violentos y machistas los cuentos clásicos? ¿Se los dejas leer o ver a tus hijos o prefieres enseñarles otros?

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

8 thoughts on “Violencia y machismo en los cuentos clásicos

  1. Yo se los voy explicando. Le hablo del lobo, q tenía mucha hambre y nadie le daba nada de comer, y por eso se comió a Caperucita, los cabritillos y lo intentó con los cerditos. Y cuando vamos al bosque, llevamos un bocadillo por si nos encontramos al lobo.
    No quiero q juzgue sólo por los actos, quiero q aprenda. Ver el trasfondo, y q muchas veces, el q creemos q es el malo, tan sólo es una víctima. Fomentando así su empatia.

    1. Eso es, hay que explicar el cuento, si tu dejas al niño solo delante del cuento, es posible que no entienda los actos, ni el mensaje del cuento, pero si estamos con ellos, podemos dirigir el mensaje correctamente.
      Yo como decía, soy partidaria de hacerlo así, y de momento me ha ido genial.
      Muchas gracias por comentar, un abrazo

  2. Efectivamente crecimos con esos cuentos y no por ellos hemos crecido con traumas. Los cuentos no traumatizan, pero nos van dejando mensajes que a medida que crecemos se pueden convertir en creencias limitantes:
    – la bella y la bestia nos “enseña” que el amor romantico todo lo puede: de ahi que crezcamos pensando “bueno.. es un poco “tal” pero cambiará, o lo que es peor: yo con mi amor le haré cambiar”
    -Las Princesas clasicas esperaban a un Principe azul que las salvara y las hiciera felices y Reinas: resulta que los principes ni existen ni son azules (si lo fueran desteñirian) y del Principe no depende que tu seas Reina (si tu misma ya eres princesa!))
    -Ratpunzel vivia aceptando su encierro hasta que llego un joven a rescatarla.

    y asi cuento tras cuento…

    traumatizada? no
    transmiten valores? si, mas o menos anticuados pero valores….
    pero tambien transmiten unas creencias sobre mi misma como mujer, sobre las relaciones, sobre lo que es importante y lo que no.. que no son precisamente beneficiosas.

    1. Estamos de acuerdo en que se pueden mejorar, como todo, pero que trasmiten mensajes buenos que creo que los niños deberían conocer. Sobre cómo enfocar el mensaje, es cosa de los padres cuando llega la hora de leer el cuento o verlo en una película, yo particularmente, no creo que se cree ningún trauma al niño o mensaje incorrecto si lo hacemos bien.
      Un saludo y gracias por comentar

    2. Yo creo que en este sentido Disney se está poniendo las pilas y empoderando a las mujeres. Aún queda mucho pero creo que van por buen camino.

  3. Me ha gustado mucho el post, en el que invitas a la reflexión, y sobre todo, donde le das a las emociones la importancia que merecen. Efectivamente, los cuentos pueden llegar a condicionar, y es muy influyente el modo de contarlos y las explicaciones que el niño reciba. Es cierto que los cuentos han evolucionado mucho y que actualmente se tiene más en cuenta cómo se pueda sentir el niño. Como bien dices, la maldad existe y en los personajes que la representan, el niño evidencia sus temores. De ahí la importancia de que el “malo” del cuento no pueda aparecer, de nuevo. Un saludo

    1. Eso es, así lo veo yo. Si fuera todo siempre perfecto, sin malos, sin maldades, sin situaciones complicadas, llegado el momento en que se encuentren con una situación complicada, quizás no sepan qué hacer o de dónde viene ésto o por qué…
      Gracias por tu comentario, un saludo

  4. A mis niños de 4 y 8 les leo lo que me piden. Hemos leido cuentos clásicos desde bien pequeños y gracias a ello no suelen ser niños temerosos de nada. Saben que son cuentos y que no tienen que ver con la realidad pero los cuentos clásicos poseen un componente mágico que conecta con los niños más allá de la historia que cuenta. Hace tiempo escribí sobre esto en el blog. Respecto a si causa traumas o no, creo que no. Si es verdad que muestra estereotipos muy marcados y que actualmente quedan desfasados en este aspecto. Pero edulcorar los cuentos en exceso tampoco es bueno. La realidad es que nuestros hijos se enfrentarán a un mundo lleno de maldad y si no saben que existe la maldad, mal vamos. Genial artículo. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.