Cuenca y La Ciudad Encantada con niños

visita con niños a Cuenca y a La Ciudad Encantada

Otra excursión en familia que merece la pena hacer ya que apenas está a un par de horas de Madrid, es visitar Cuenca y La Ciudad Encantada.

Cuenca es otro municipio de Castilla- La Mancha con un importante patrimonio histórico y arquitectónico. La Catedral o las Casas Colgadas, se han convertido en imagen de Cuenca.

Tampoco quiero daros una lección de historia o geografía porque este post no va de ello, solo diré que Las Casas Colgadas se trataban de unas casas construidas sobre la Hoz del Huécar en el siglo XV y que actualmente son el Museo de Arte Abstracto Español y un mesón.

Así es que dato histórico mencionado , empecemos con nuestra excursión con niños. Aconsejo salir temprano para aprovechar al máximo el día, y podéis empezar por ir primero a la Ciudad Encantada y a la vuelta parar en Cuenca o viceversa, que es como lo hicimos nosotros pero de saberlo, hubiésemos ido primero a la Ciudad Encantada, porque teníamos otro destino más que no pudimos ver por falta de tiempo.

Lo primero que hicimos al llegar a Cuenca,  fue subir en coche hasta la Hoz del Húecar, pasando por La Catedral de Santa María la Mayor. Desde la Hoz del Huécar, además de empezar algunas rutas de senderismo que podréis hacer si vais con mucho tiempo, podréis admirar unas vistas muy bonitas de las Casas Colgadas, el Convento de San Pablo y del Puente de San Pablo, desde donde se hacen la mayoría de las fotos a la «casa colgada». Os recomiendo haceros algunas fotillos desde ahí, las vistas son espectaculares.

Después de tomar un café en los bares y mesones de la Hoz, bajamos  a ver las Casas Colgadas. Dejamos el coche en una calle estrecha, llena de curvas y pendientes y nos acercamos, siguiendo las indicaciones, a las Casas Colgadas.

Realmente, de ver alguna colgada, veréis una nada más, la más famosa y que aparece como símbolo de Cuenca. Pero bueno, está curiosa cómo sobresale de la pared, sinceramente, yo no podría vivir en ella, el vértigo me lo impediría, y ojo, que vivo en un décimo piso…

Desde el Puente de San Pablo, podréis hacer un montón de fotos y algo que vimos y que no termina de gustarnos, es la costumbre que está cogiendo la gente de poner los candados en los puentes como en el Puente de las Artes de París.

Podréis pasear por Cuenca, por sus calles empedradas y empinadas. Ojo con el calzado, ir cómodos y dejaros los zapatos para otra ocasión eh?.

Ventano del Diablo

Después de ver las Casas Colgadas, nosotros  decidimos por salir directos a La Ciudad Encantada, pero con un alto en el camino, una parada obligatoria: El Ventano del Diablo.

A unos 30 km de Cuenca se encuentra este mirador natural entre dos rocas, en las que podréis ver la Sierra de Cuenca y la hoz del Júcar. Aquí aprovechamos para comer. Todo bien organizado y sin tirar nada al suelo, pudimos disfrutar de una comida campestre observando los halcones sobrevolandonos y las vistas del río con ese color de agua tan espectacular.

 

La siguiente parada: La Ciudad Encantada

Situada en la localidad de Valdecabras (Cuenca), en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, es un sitio espectacular donde podrás jugar, y los niños también, a la pareidolia, es decir, ver formas reconocibles en las piedras en éste caso en particular. Como cuando juegas a ver formas en las nubes, aquí se hace con las piedras.

imágenes de la ciudad encantada

Tiene un recorrido circular de 2,5 km aproximadamente, señalizado con balizas y con atriles de información acerca del animal y/u objeto que puedes «ver».

Nosotros llegamos sobre las 15:30 y justo empezaba una visita guiada. El hombre de la taquilla nos dijo que si comprábamos esa entrada, haría la vista gorda con Pitufina y entrarían gratis los niños.

La entrada normal de adulto son 5€ , de 7 a 12 años pagan 4 € y niños menores de 7 años gratis. La visita guiada son 6 € para niños mayores de 7 y adultos.

Así es que si, cogimos la visita guiada, había que aprovechar. Bárbara se llamaba nuestra guía, una estudiante de biología apasionada por la naturaleza y que hizo la visita muy amena. Nos estuvo contando anécdotas de algunas de las piedras, como que allí se grabó una de las películas de Conan el Bárbaro. Nos iba enseñando, no solo las formas de las piedras, las cuales podrás ver con perfecta claridad en todos los casos, si no también la vegetación que había en La Ciudad Encantada. Pitufina no se separaba de la guía, disfrutó de lo lindo con la excursión, eso de ver y tocar piedras, saber de animales, bichos y curiosidades, la fascinan.

Lo que más nos gustó fue la cara del herrero (o actor secundario Bob, según lo que veáis) y el mar de piedras, donde efectivamente, podréis incluso escuchar las olas (no es broma…).

También veréis osos, tortugas, elefantes, barcos, una foca y un cocodrilo e incluso un convento y un tobogán (magníficas fotos podrás hacer aquí), todo ello gracias a la pareidolia.

Os recomiendo la visita guiada y si luego os queda tiempo, volváis a dar una vuelta tranquilamente para observar las formas de las piedras y haceros fotos con tranquilidad.

Laguna de Uña

Nuestro plan era ir desde aquí al nacimiento del Río Cuervo, pero la guía nos aconsejó no hacerlo por el poco tiempo que podríamos disfrutar del sitio dadas las horas que eran. Así es que la hicimos caso y nos acercamos a Uña, un pueblecito apenas a 12 km de allí, donde pudimos ver la Laguna de Uña, un paraje natural perfecto para dar por finalizada la excursión y vuelta a Madrid.

Tenemos pendiente volver para ver el Nacimiento del Río Cuervo, lo haremos desde temprano, para aprovechar todo el día y disfrutar de ese monumento natural.

¿Habéis estado alguna vez en Cuenca y/o en La Ciudad Encantada? ¿Tenéis pensado ir?

 

Facebooktwitterpinterestmail

9 thoughts on “Cuenca y La Ciudad Encantada con niños

    1. Yo nunca había ido a Cuenca, y fíjate, lo tenemos bastante cerca. Creo que nos falta mucho por conocer de España, hay sitios realmente espectaculares que no conocemos, como el norte de España, apenas fui a Galicia y Barcelona de pasada…fíjate lo que me queda por ver!!!
      Un beso!

  1. De pequeña íbamos a la Ciudad Encantada de excursión con el colegio, porque Cuenca nos pilla bastante cerca. Creo que todo el mundo en Fifilandia ha ido allí de excursión con el cole. Es una maravilla. De jovenzuelos, íbamos a Cuenca de fiesta que también era otra maravilla, jajajaja. Cuenca tiene mucho que ver, y los pueblos de Cuenca también, pero para muchos es una gran desconocida. Me apunto la excursión con Minififi, un finde de estos nos animamos y vamos a pasar el día! besicos

  2. Pues me la apunto como destino de vacaciones con la peque. La verdad es que no es un sitio que se me hubiese ocurrido buscar y, por lo que dices, tiene cosas muy chulas.
    Nosotros retomamos el verano pasado los viajes (cortitos pero menos da una piedra jeje). Por ahora nos vamos a quedar por el norte porque vamos pocos días, pero esperamos que poco a poco podamos hacerlos un poco más largos.
    El año pasado estuvimos en Cabarceno y en Bilbao y este año tengo que ir mirando destino así que voy tomando nota jeje.

    Besos.

  3. Anotado en nuestro cuaderno de posibles salidas… nos pilla un poco más lejos pero para pasar un fin de semana me parece ideal… un besazo

  4. si he estado si, lo conozco bastante ya que mi pueblo está cerquita de cuenca. Cuenca es muy bonita y tanto el ventano del diablo como la ciudad encantada es digno de ver. Donde no he estado nunca es en el pueblo de uña, me lo apunto.

    muchos besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.