Celos entre hermanos

Este post sale de Bea, autora del blog Mamá de dos, que últimamente la tenemos sembrada de buenas ideas y hace caso a una loca como yo, y pasan estas cosas…

Como os decía, todo partió del post El síndrome del príncipe destronado, porque en gran o menor medida, nosotros los padres, cuando va  a llegar un nuevo hermanito/a, tememos por los celos que pueda ocasionar dicha llegada ya que no queremos que el príncipe o princesa de la casa se sienta destronado.

Imagen de Pinterest
Imagen de Pinterest

¿Cuales son las recomendaciones a seguir con la futura llegada de un nuevo miembro en la familia?

  • Prepararle desde el embarazo.
  • Hacerle participe de los preparativos de la llegada del nuevo hermanito, incluso dejarle escoger algo, que él vea que cuenta en el nuevo proyecto familiar.
  • Si os hacen ecografías, que él las pueda ver, que toque la tripita de mamá, que le hable…
  • Explicarle qué ocurrirá el día que su hermanito quiera llegar, hazle entender que pasarás unos días fuera de casa etc.
  • Si puede, que acuda al hospital a veros y un detalle, comprarle un regalo, y dárselo en el hospital diciendo que lo ha traído su nuevo hermanito /a.

Nosotros así lo hicimos, la hicimos partícipe de la llegada de su hermano, la cambiamos de habitación antes de la fecha del parto para que no pensase que la quitábamos de su habitación por culpa de su llegada.
Le enseñamos el vídeo de la eco 4D
Tocaba y hablaba con la tripita, cuando su hermano se movía, se lo enseñaba y la invitaba a “jugar” con él.
Vino al hospital a conocer a su hermano que le había traído un regalito.

Todo fue genial la verdad. Cuando llegamos a casa, ella no estaba, preparamos a su hermano y al rato cuando llegó, le dijimos que su hermano estaba en casa, se asomó al Moisés… y le ignoró completamente. Ni fu ni fá oiga…

Quizás era muy pequeña, apenas se llevan dos años y medio de diferencia, pero celos como tal, no ha tenido… hasta ahora.
Le dedicábamos un tiempo especial, un ratito con papa y otro con mamá. La verdad es que todo ha ido muy bien, pero como decía..hasta ahora….

Hablando claro,¡ tiene narices que ahora con casi 9 años, me venga con celos y envidias con su hermano!
Que si a Darío le hacéis más caso que a mi, que a él no le regañáis, que si mira que lo está haciendo para fastidiar y no le regañáis…. Y un sin fin de a mi no y a él si…
¿Sera la edad?.

Creo, e intentamos hacerla ver, que no debe tener celos de su hermano, ella tiene una serie de “privilegios” por ser la mayor que su hermano no tiene, y en el fondo lo sabe, pero nos salta con unos celos a estas alturas que inevitablemente, a veces, da risa, con su consiguiente enfado claro…porque la niña encima los tiene bien puestos.

Es cierto que el peque es muy listo, empieza a evolucionar , como los Pokemon, y la etapa de: “verás cuando sea mayor tu hermano y empiece a chincharte él” ,ha llegado.

Así es que ahora mismo, a pesar de ser ecuánimes con ambos, la mayor muestra celos y envidias sin fundamento de su hermano. Creemos de verdad que es la edad, así es que seguiremos observando la evolución de esta situación y tomando decisiones y medidas por el bien de ambos según vayan los acontecimientos.

Se admiten ideas y consejos…


get the InLinkz code

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

23 thoughts on “Celos entre hermanos

  1. El tema de los celos entre hermanos es complicado… En mi caso cuando estaba embarazada de la peque ya iba preparando a la mayor, pero cuando llegamos con un bebé en brazos los celos se hicieron latentes!!! Con el tiempo se le han ido, pero algo queda…

  2. Querida mía!!!! Aqui la sembrada eres tú que se te ocurrió de hacer post con enlaces, la cual cosa es genial.

    Por un lado muchas gracias por tus palabras, por tu apoyo y por ser mi seguidora fiel.

    Me ha encantado el,post, y es que nunca está de más unos sabios consejos al respecto…. Porque los destronados lo,pueden llegar a pasar muy mal.

    Un besito, libre… Por supuesto.

  3. Lo primero, gracias por organizar este post con enlaces. Es un tema que nos interesa a muchos padres. Y lo segundo… pobre tu niña, que le salgan ahora los celos. Si es que cada edad tiene lo suyo. Mucho ánimo y espero que esta fase no le dure demasiado. Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.