¡Cajones y puertas abiertas! esto es un cambio de ropa de estación

Pues si, cambio de estación, asalto en toda regla al armario y cajones de toda la familia. Adiós a las camisetas de tirantes, vestidos vaporosos, chanclas, pantalones cortos…  hola a camisetas de manga larga, pantalones largos, medias, leotardos, sudaderas, jerseys…uff y abrigos (esto aún me da pereza hasta mirarlos).

De momento con el pequeño, ya he hecho el cambio de ropa. Dos días me ha llevado, no sabía que en ese armario cabía tanta ropa y es que Pitufín está heredando toda la ropa de sus primos y/o amigos, por lo que cada 2-3 meses me encuentro con una bolsa repleta de ropa para el, y no solo de su talla, si no de más mayor, por lo que toca ir almacenando y ahora sacando a ver que le puede valer o no. Y lo que ya le queda pequeño y no tan pequeño, se lo doy a mi amiga para su hijo que es dos años más pequeño que el mio, por lo que nosotros heredamos y damos en herencia.


Con la niña en más complicado, ya que no tenemos a nadie cercano que nos pueda dar herencia, alguna vez me han dado algo para ella, una compañera de trabajo más maja…, pero no es ni en comparativa con lo de su hermano.

Así es que , dada la situación y la cantidad de ropa acumulada de chico de edades más mayores, he decidido que Noah va a utilizar ropa de sus primos mayores, dícese chándals, camisetas y zapatillas de deporte.

Al fin y al cabo, un chándal es un chándal, da igual el color, le sirve para el colegio  y para baile funky, la actividad extraescolar que hace, por lo que yo, acepto pulpo como animal de compañía.


Hay hoy en día muchas páginas en las que puedes ofrecer la ropa que ya no usas ( y que no tienes a quien dar o no quieres hacerlo gratis) , con diferentes medios de pago, por kilos o por prenda.

Sinceramente, yo prefiero darla a la Cruz Roja , por ejemplo o publicarla en la página http://nolotiro.org/es y regalarla a personas que no tienen recursos suficientes, que bastante mal está la cosa ya.

Volviendo al tema, las opciones para guardar la ropa son varias, lo principal es mantenerla en buenas condiciones para la siguiente estación, para ello:


  • Hay que lavar la ropa antes de guardarla.
  • Dóblala bien, cierra cremalleras y abrocha botones
  • Guárdala en cajas de plástico, nunca de cartón ya que atraen a los insectos
  • También puedes guardarlas en bolsas al vacío, ocupan la mitad de espacio.
 
Ahora llega lo más complicado, ¿dónde guardamos todo eso?
Encima del armario, debajo de las camas, cualquier sitio vale, mientras que no vaya a molestar hasta que tengamos que sacarla de nuevo.
Yo he metido cosas hasta en el baúl de resina que tengo en la terraza y tengo una bolsa con ropa que ya no le vale a Noah pendiente de traer al trabajo para repartirla entre las mamis.
 
¿Vosotr@s teméis el cambio de estación? ¿Cómo lo organizáis?
 
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *