150 palabras: Capítulo 9 (bota, mayúscula, alegría)

Tobías se quedó mirando a Cahya con cara de no entender nada, si ya le impactaba su presencia y aquella situación, el hecho de que hablase en un dialecto desconocido para el, hacía que su impotencia fuese mayúscula.

 – No se si pretendes que te entienda, si me hablas a mi o no, la verdad que no entiendo nada.- dijo mientras se tiraba al suelo y empezaba a jugar con su bota llena de barro.

Cahya le miró, en el fondo sentía lástima por aquellos niños que se habían encontrado antes de tiempo con toda la aventura en la que se iban a meter. La curiosidad de ambos había desencadenado que los acontecimientos se aceleraran a marchas forzadas. Era pronto, pero ya no había vuelta atrás, tenían que emprender una dura aventura.

El éxito estaba en mantener la alegría por las cosas, algo que Tobías sobre todo, tendría que trabajar mucho.

Continuará…

Capítulo 1                                    Capítulo 5
Capítulo 2                                    Capítulo 6
Capítulo 3                                    Capítulo 7
Capítulo 4                                    Capítulo 8

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.