150 Palabras: Capítulo 12 ( deseo, luz, tele )

Fuente: FreeImages

Juan se quedó justo en la entrada de la habitación de sus padres, asomó solo los ojillos, intentando no ser descubierto. Ahí estaba su madre, seguía cantando.La luz de la lamparilla que tenía sobre la cómoda, le iluminaba de lado haciéndola más hermosa aun.

Intentó localizar el espejo, se asomó un poco más hasta verlo sobre la mesilla, justo al otro lado de la habitación.
-¿Cómo iba a cogerlo?-se preguntaba Juan.

 El deseo de meterse en su habitación y rogar porque todo fuese un sueño era cada vez más fuerte, pero no podía dejar a Tobías solo. Algo en su interior ,desde que le conoció, le hacía estar con el, protegerlo, cuidarlo, y no porque el resto de niños no quisieran ni acercarse, eso a él le daba igual. Sentía que Tobías era especial y le gustaba estar con el.

De repente la tele del salón empezó a sonar…
——————————————————————————-
Extra:

Juan dio un respingo asustado, no se lo esperaba.
Su madre se levantó, Juan se echó más hacia atrás para no ser visto, ella fue hacia el vestidor, una pequeña habitación que tenían sus padres donde, sobre todo su madre, guardaba su ropa, zapatos, foulards. Juan siempre pensó que aquella habitación no tenía fondo y era el sitio perfecto para jugar al escondite con su hermana pequeña.
Se asomó un poco más, localizando con la vista el espejo, de repente oyó:
-Ahora Juan, cógelo ahora…-
Y sin pensarlo, y teniendo a su madre en el vestidor apenas a dos metros de él, Juan entró en la habitación sigilosamente, cogió el espejo, echó una vista al vestidor, y salió de la habitación.
No se lo podía creer, ¡lo había conseguido!, ya tenía el espejo, pero lo que no se podía imaginar, es que su padre, subía por las escaleras y se lo iba a encontrar justo de frente.

Cahya, miraba en dirección a la casa, era él que había guiado a Juan en su misión, pero efectivamente, tenían un pequeño problema. El padre de Juan, estaba subiendo las escaleras y se lo iba a encontrar de frente.

Juan no tuvo tiempo de reacción, se encontró frente a frente con su padre, sus ojos se encontraron y de repente el mundo se paralizó, todo sucedió a cámara lenta.
Una mano salida de la nada, cogió a Juan, y le llevó hasta fuera de la casa sin apoyar ni un solo pie en el suelo. Todo ocurrió en una milésima de segundo en realidad, pero Juan lo había visto todo muy lento.Pudo ver cómo pasaba por al lado de su padre, cómo bajaba las escaleras sin utilizar los pies, cómo salía por la puerta de casa y cómo se encontró en el jardín, viendo desde fuera la casa donde apenas hacía unos segundos de encontraba dentro.

-¿Qué ha pasado? se preguntó Juan respirando sofocadamente desde el jardín.
Y de repente volvió a oír aquella voz que, minutos atrás, le dijo que entrase en la habitación:
– Juan, date prisa, necesitamos que vuelvas con el espejo ya-
Y sin dudarlo, Juan dio media vuelta hacia el bosque y echó a correr hacia él.

Continuará….

Capítulo 1                                  Capítulo 7
Capítulo 2                                  Capítulo 8
Capítulo 3                                  Capítulo 9
Capítulo 4                                  Capítulo 10
Capítulo 5                                  Capítulo 11
Capítulo 6                                  Extra 150 Palabras: El comienzo de la aventura

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

3 thoughts on “150 Palabras: Capítulo 12 ( deseo, luz, tele )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Lydia Almansa Matilla.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Lydia Almansa como responsable de Historias de pitufines, con la única finalidad de poder responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en el servidor de Induscomp, situado en la Unión Europea.
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a contacto@historiasdepitufines.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.